la clave del éxito

La clave del éxito

La imprenta low cost Publikea continúa creciendo. El pequeño negocio que comenzó hace poco más de un año ya ha visto abrir su tercera tienda en la Comunidad Valenciana, la última el pasado lunes 4 de septiembre en Valencia, en un afán de sus propietarios de proporcionar una mayor cercanía y un trato personalizado a sus clientes.

El fruto de un juego de palabras -Publikea de “publikear”- ya se puede encontrar en dos calles de la capital valenciana, en Franco Tormo y en Cardenal Benlloch. El esfuerzo del equipo detrás de este nombre se hace patente en esta nueva apertura.
A sus impulsores, José Vicente Arnau y Guillermo Termens, los unió el deseo por continuar creciendo y una filosofía común en cuanto al funcionamiento de la empresa. Publikea es el fruto de la unión de estos dos amigos, antes competencia, que buscaban fundar una imprenta low cost que fuera accesible a todo el mundo, desde grandes empresas hasta a los pequeños comerciantes. “Somos dos personas que van hacia el mismo camino y que se complementan, por eso hemos crecido tanto”, señala Arnau.
Los propietarios son conscientes de la importancia que posee la publicidad en el desarrollo de un negocio, de ahí su deseo de hacer este producto accesible a todo tipo de empresarios, sin limitaciones económicas. El equipo marcó una estrategia empresarial con el objetivo de que la marca distintiva del negocio fueran sus reducidos precios, sin perder la calidad del producto. Así, la imprenta busca reducir los costes de producción para lograr ofrecer a su público un precio justo y accesible. Otro punto clave de esta estrategia será la organización ya que, al poseer pedidos tan numerosos y diferentes, la empresa ha de tener especial atención en este aspecto.
Sin embargo, Arnau y Termens defienden que la verdadera clave de su éxito es el capital humano y la idea indiscutible de que la relación profesional con sus trabajadores ha de ser correcta y justa. Ambos socios coinciden en que si se ignora la importancia del factor humano es muy complicado que un negocio prospere.
Arnau y Termens miran hacia el futuro y desean continuar prosperando fuera de la comunidad y conociendo a empresarios que coincidan con su filosofía y deseen progresar junto a ellos.