Efectividad en el reparto de flyers

El reparto de flyers o folletos publicitarios es una de las actividades de marketing que más realizan las pequeñas y medianas empresas (Pymes) Dicho sea de paso que, si se trata de una Pyme, recomendamos ir haciendo primero tu código postal de dónde se está ubicado y luego expandirse. Si bien esta práctica parece sencilla (imprimir los flyers y repartirlos en distintos lugares), no lo es. El flyer cuenta con una desventaja máxima que es su medio de ser visto: la lectura. Bien sabemos que a la gente, en su mayoría, no le gusta o no le da tiempo de leer, por lo que esta práctica debe estar bien dispuesta y organizada para que sea efectiva. Siempre que se tomen en cuenta distintos elementos y actividades que deben acompañar a los flyers de la empresa, éstos serán eficientes en su cometido. Es primordial saber cuál es el cliente ideal y cuáles son los clientes potenciales, para hacer que los flyers lleguen a ellos. Porque una vez elegido el target, estará más clara la forma del reparto en sí. De éste depende el éxito del flyer porque una vez que llega a las manos del cliente adecuado, la garantía de que se cumplan los objetivos del anunciante son mucho mayores.

Una buena estrategia publicitaria es insertar en el flyer un código promocional de descuento o un descuento presentando el flyer en el establecimiento, para así medir, cuantitativamente, el efecto de la estrategia publicitaria.

Flyer como complemento

Una de las primeras cosas que podemos aconsejar es ver el flyer como complemento, es decir, que vaya acompañado de una campaña en medios tradicionales o en internet. De manera que el público pueda relacionar el flyer con algo que haya escuchado o visto anteriormente y aumentar así su interés, de esta manera detonamos la efectividad en el reparto con más garantías. Así veríamos el flyer como un complemento y no como un fin. El flyer como complemento resulta una gran idea porque completa la imagen de una campaña publicitaria, en vez de ser el único que la sostiene.

Cuándo repartirlos

Si lo que se quiere es que los flyers cumplan su efecto de marketing y ayuden al negocio a vender,  la manera y el momento en que los repartimos es de sumo cuidado. Por ejemplo, si el negocio o la empresa vende artículos deportivos, es oportuno repartir flyers en las afueras de un partido de algún juego que se relacione; o lo que es lo mismo, si por ejemplo una empresa vende artículos de jardinería, debería repartir flyers en lugares donde existan chalets de jardinería o viveros.

Tipos de reparto

Sabemos que, tradicionalmente, existen dos tipos de reparto: el estático (de mano en mano, el repartidor parado en una esquina -por ejemplo-) y a domicilio, que es el famoso buzoneo. Si tomamos en cuenta que las personas revisan su buzón al menos una vez al día, llevar el flyer a su casa se convierte en una actividad necesaria. Sin embargo, hay personas a las que esta actividad les molesta, por esto siempre es importante escuchar al repartidor, cuáles son sus experiencias o problemas, porque éstos terminarán siendo los problemas de tu negocio para llegar a los hogares de los posibles futuros clientes. Pero, como es más fácil recibir un flyer en la calle y tirarlo en el cesto más próximo, el buzoneo sigue marcando la pauta en esta actividad. Cuando una persona está en casa, tiene más tiempo de leer y de prestar atención a lo que le llega, que si sólo transita en la calle. Por tanto, hay que optimizar las técnicas de reparto a domicilio. El parabriseado es otra forma de repartir los flyers, y no es otra cosa que colocarlos en los parabrisas de los vehículos, en donde el dueño o conductor se ve obligado a tomarlos para lograr la visibilidad al manejar.

Recomendaciones para el reparto de flyers

  • Es oportuno planificar la ruta de los repartidores. Que sea efectiva en cuanto se aprovechen las distancias. Si las rutas están bien planificadas, se puede aprovechar mucho más el tiempo y tener más éxito a la hora de llegar a los buzones.
  • Cuando se organiza la ruta y movilidad de los repartidores, se puede evitar el doble buzoneo y calcular el tiempo en que se puede hacer la repartición, así como evitar problemas o malos entendidos con el repartidor y evaluar su eficiencia y efectividad.
  • Es importante que el repartidor ofrezca garantías y muestre un mapa, señalando todos los lugares por los que ha pasado y, si es posible, lo demuestre con fotos.
  • Si bien es cierto que existen maneras de que el repartidor se movilice, ir caminando lo beneficia porque se hace un reparto de más calidad al ir observando detenidamente dónde conviene repartir los flyers.

Por otra parte, debido a la demanda de nuestros clientes y a tantos comentarios que hemos recibido de estos al encontrarse publicidad de nuestra empresa en cualquier sitio, Publikea ofrece a sus clientes un nuevo servicio de reparto de publicidad para que éstos puedan conseguir un mayor impacto en la estrategia. Al ser especialistas en el reparto de flyers, le facilitamos el camino al éxito de muchas empresas.

Como vemos, hay una serie de técnicas en el reparto efectivo de flyers, no se trata sólo de repartirlos, sino de seguir ciertas estrategias para que la repartición sea un éxito., hasta el modo en el que se reparten. Siempre que estas técnicas se apliquen, será efectivo que el flyer llegue a manos de las personas indicadas y no que se pierda en la calle.